miércoles, 1 de agosto de 2012

NOCHE ESTRELLADA




                               La noche ha llegado,
                               tras el rojizo ocaso de verano,
                               los pueblecitos de Andalucía
                               son arropados por un manto,
                               que los une a todos como hermanos,
                               aunque ellos se sientan separados
                               por la soledad de los campos.

                               La luna, tímidamente,
                               aparece con su luz blanca,
                               tornando lo que parecía una noche inerte,
                               en clareada,
                               haciendo que destellen en la oscuridad
                               las paredes calizas de las casas;
                               pintando en la noche oscura,
                               una penumbra encantada.

Adentrada la noche,
el silencio es raro,
callado,
difícil de contar,
solo se ve turbado a veces,
por la sirena de un barco al pasar.

En el patio de mi casa,
me paso las horas mirando al cielo,
resguardado del relente por la parra,
pienso en la inmensidad del universo;
intentando formar imágenes
con las estrellas,
con los luceros,
con todos los astros luminosos
que centellean en el cielo.

                               El ambiente infunde paz,
                               tranquilidad,
                               me hace evadirme completamente
                               de los problemas de nuestra sociedad,
                               solo se me ocurre mirar,
                               contemplar aquel cielo estrellado,
                               y su inmensidad.

José Manuel Monge Alvarez (Sanlúcar de Bda, Cadiz 1964)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada